Hernán Cortes: el salvador de México

Durante siglos las élites hispanófobas han estado lavando los cerebros de los hispanoamericanos para hacerles creer que España fue un imperio agresivo, violento y asesino. Nos han hecho creer a todos que Hernán Cortés trajo la miseria, la violencia y la pobreza a un pueblo indígena de paz, amor y prosperidad.

La cruda realidad es que el Imperio Mexica fue un agresivo pueblo que maltrataba a todos sus vasallos. Las autoridades mexicas se acercaban de vez en cuando a los pueblos súbditos para llevarse la cosecha y para raptar a varios jóvenes, mujeres y soldados con el fin de sacrificarlos en sus rituales religiosos. Esto obviamente no contentaba a los pueblos bajo su dominio por lo que cuando llegaron los españoles y los nativos vieron que eran más fuertes que los mexicas se aliaron con ellos para derrocar al sangriento Imperio. Por lo que en las guerras de conquista contra el Imperio Mexica la gran mayoría de combatientes (más del 90%) eran indígenas vasallos.

La llegada de Hernán Cortes supuso el desarrollo de México y la ganancia de valores europeos basados en los derechos individuales y en la paz y la concordia entre los hermanos cristianos. Los indígenas se quedaron sorprendidos al ver que el Dios a el que adoraban los recién llegados era un dios bueno que promovía la amistad, la generosidad y muchos otros valores que se contrastaban con los sacrificios humanos que hacían a sus antiguos dioses. Pues he ahí la clave de la rápida expansión Cristiana en México. Una madre y un padre va a preferir una religión en la que se protege a la familia a una religión que requiere que su hijo sea acuchillado en una roca para que los dioses estén contentos.

Se podría perfectamente decir que Hernán Cortes fue el gran libertador de los pueblos de México, trajo prosperidad, riqueza, importancia internacional y civilización. Hoy nadie en México tiene el derecho a decir que “nos invadieron los ancestros de los españoles”: todos en México hoy en día tienen sangre española porque son descendientes de los españoles que se fueron al Nuevo Mundo Español. En Hispanoamérica se debería reconocer la gran labor que hizo España en la mejora en infraestructura y la calidad de vida de las gentes, se deberían erigir monumentos a las personas que construyeron los primeros puertos, universidades, hospitales, caminos y ciudades porque sin ellos nadie en Hispanoamérica existiría hoy en día.

Deja una respuesta