Orden de San Juan de la Conchada

En Junio de 2019 Nicolás Oliver edificó una pequeña ermita en honor al santo de aquel día: San Juan. Esta ermita estaba hecha de piedra y de madera y se llamó San Juan de la Conchada, ya que el campo en el que se localiza la ermita se llama así.

Nicolás se fue a Valencia y volvió un mes más tarde para encontrar que la ermita había sido violentamente destruida y la cruz de madera había sido tirada abajo. En un principio se creyó que la causa de este desastre había sido el viento o la lluvia, pero no era plausible. Nicolás Oliver se puso a reconstruirla con más refuerzo de barro seco para pegar entre las rocas de las paredes. La ermita al final quedó reconstruida y con una nueva cruz clavada. Se marchó de nuevo a Valencia.

Cuando volvió en Noviembre de 2019 descubrió que también había sido destruida por los vándalos violentos que hayan hecho semejante fechoría. La ermita contaba con el apoyo de Don Jesús, cura de un pueblo de la zona, por lo que atacar la ermita de San Juan era como atacar a la propia cristiandad. Tras haber observado que los ataques no paraban Nicolás Oliver decidió fundar una Orden Militar y Religiosa para proteger el pequeño templo de los vándalos.

La Orden se fundó el 27 de Noviembre de 2019 en Valencia y se le llamó ‘La Orden de San Juan de la Conchada’. Para conseguir el objetivo habría que organizar a un grupo de personas que estén dispuestas a  defender el templo de Cristo.

Orden Militar-Religiosa de San Juan de la Conchada

El 27 de noviembre de 2019 se funda en el lugar de la Iglesia de San Juan de la Conchada, la Orden Militar-Religiosa de San Juan de la Conchada. Esta orden tendrá el objetivo de defender la cristiandad y la Ermita de San Juan de la Conchada de los vándalos y saqueadores que la destruyeron varias veces.

La Orden tendrá como sede un edificio de la ciudad de Valencia y estará estructurada de forma similar a la de la antigua Orden del Temple. El maestre será el director de la Orden, y de sub-director estará el senescal. Para la propagación de la iglesia católica y de la orden en lo religioso estará el dux religionis. Para defender las ermitas u otros monumentos cristianos de los vándalos y los que los atacan se crearán grupos de caballeros que defiendan a la Orden. Las partes menos relevantes pero importantes en la Orden serán los Compañeros en el Santo Deber (trabajadores en cualquier área que quieran dar tiempo y trabajo a la Orden para desarrollarla) y los Cooperadores  (personas que no tiene por qué estar vinculadas a la Orden pero que quieran donar capital, materiales u otros objetos para desarrollar la Orden).

El bausán es de color blanco con la Cruz de Cruces negra en medio y estará siempre junto el maestre en su residencia. La Cruz de la Conchada (Cruz de Cruces) estará presente en todo documento de la Orden y en las monedas acuñadas por la Orden. El maestre será elegido por un grupo de miembros de la Orden compuesto por el dux religionis y otros maestres del pasado.

Todos los miembros de la Orden de San Juan de C. deberán ser cristianos y dar un voto de humildad, que significa entregar a la orden (para su desarrollo) una cantidad de dinero o productos determinada por el maestre. El dux religionis, el senescal y el maestre estarán exentos de pagar dicho capital por su trabajo ofrecido a la Orden.

Los fundadores de la Orden son Don Nicolás Oliver (senescal) y Don Rafael Oliver (maestre).

Una respuesta a “Orden de San Juan de la Conchada”

  1. Pingback: El Serrablo – Reino de Wikonga e Indias Orientales Españolas

Deja una respuesta