¿Por qué no se estudia la defensa de Cartagena contra la gigantesca Armada de Vernon?

En 1741 Blas de Lezo, junto a la guarnición española en la ciudad de Cartagena de Indias (actual Colombia), defendió heroicamente la ciudad de los atacantes ingleses.

Inglaterra intentó conquistar esta ciudad vital para el Imperio Hispánico con una gran flota de más de 180 barcos militares. Fue la flota más grande jamás creada, y no fue superada en tamaño hasta el desembarco de Normandía en la Segunda Guerra Mundial. En cambio en los colegios ingleses ¡y hasta en los españoles! se estudia el fracaso de la Felicísima Armada de Felipe II, compuesta por 154 barcos. Los ingleses tenían 197 navíos en el ataque de Felipe II (una gran superioridad numérica) mientras que en ataque a Cartagena de Indias los españoles contaban con sólo 6 buques.

A los ingleses (como siempre) les gusta ocultar hechos históricos, apropiarse de descubrimientos y financiar la Leyenda Negra Antiespañola. Por ejemplo, hay muchos ingleses ignorantes que siguen creyendo de las Islas Malvinas fueron descubiertas por Inglaterra, cunado esto es rotundamente falso. Pero han sido muy eficientes en ocultar el desastre de Vernon (el capitán inglés que fracasó estrepitosamente en el ataque a Cartagena).

Los españoles tienen una historia llena de gestas e hitos de la historia, sin embargo España nunca ha sabido sentirse orgullosa de su pasado y de su gloria. Ésto, combinado a que los ingleses tapan sus errores y resaltan sus victorias, hizo que el ataque a Cartagena de Indias fuese olvidado.

Pero un pueblo nunca olvida su historia, y en el caso de Cartagena de Indias se vio visto cuando hace unos años el ayuntamiento de esa misma ciudad puso una placa en honor a Vernon. ¿En qué pensarían? ¿Homenajear a un individuo que intentó conquistar esa bella ciudad? Obviamente hubo mucha gente que se opuso y al final la retiraron.

Los ciudadanos de Cartagena de Indias deben sentirse orgullosos de que uno de los suyos, de su pasado, (Blas de Lezo) defendiese con tanta valentía su preciada ciudad.

Deja una respuesta